Virbac México

Consejos

Diferentes perfiles y requerimientos nutricionales

Hoy en día, la desnutrición es rara en cachorros pero, lamentablemente, es frecuente la sobrenutrición, que es muy perjudicial para la salud del perro. La prevención de la obesidad y los trastornos ortopédicos en los cachorros requiere el control de la ingesta de alimentos durante el crecimiento, junto con un estilo de vida razonable: el ejercicio físico no debe ser demasiado violento para proteger las articulaciones aún frágiles.

El crecimiento se evalúa por el aumento de la altura en la cruz y el peso corporal. Estos dos parámetros están determinados genéticamente, pero el crecimiento del cachorro se ve influenciado por el consumo de energía.

No todos los cachorros crecen igual

Las especies de perro son únicas entre los animales domésticos: ¡de una raza a otra, el peso adulto puede variar de un factor de 1 (Chihuahua) a 100 (Mastín)! Estas diferencias tan grandes conducen a patrones de crecimiento divergentes entre las razas. La duración total del crecimiento varía mucho: desde 8 meses en las razas miniatura hasta casi 24 meses en las razas gigantes. Además, un cachorro de raza grande no tiene ni el mismo perfil de crecimiento ni los mismos requerimientos nutricionales que un cachorro de raza pequeña.

Dos fases diferentes dentro del crecimiento

Independientemente de la raza, hay que tener en cuenta dos períodos importantes, porque no todos los tejidos se desarrollan al mismo ritmo:

  • La primera fase del crecimiento es la más crítica porque los huesos crecen muy rápido: Durante los primeros meses, se produce un crecimiento intenso del esqueleto por lo que se debe prestar especial atención a la alimentación y el esfuerzo físico en esta etapa, cuando los cachorros crecen más intensamente.
  • La segunda fase corresponde al desarrollo muscular (bajo la influencia de las hormonas sexuales), hasta alcanzar el peso adulto. La masa grasa (el tejido adiposo) aparece cuando los huesos y los músculos ya están en su lugar. Los cachorros de razas grandes y gigantes parecen tener poca musculatura antes de la pubertad. 

  • Crecimiento-virbac.jpg

 idea.png Consejo práctico esencial: Está demostrado que un perro tendrá una esperanza de vida más larga y estará mejor protegido de las enfermedades relacionadas con la edad si su crecimiento y peso corporal han sido controlados a lo largo del tiempo.

 

Monitorización del crecimiento

Tendrás más posibilidades de prevenir el sobrepeso si el control se ejerce tan pronto como se adopta el cachorro, poco después del destete. El crecimiento es un período clave para establecer buenos hábitos.

Pesa a tu cachorro regularmente

Para controlar el crecimiento, es importante hacer un seguimiento de  su curva de peso, especialmente durante el período de crecimiento más rápido. Pesar a tu cachorro cada 2 semanas es la mejor manera de controlar la situación. Si un cachorro de raza grande pesa demasiado para subirlo a la báscula, no dudes en ir a pesarlo a una clínica veterinaria equipada con un báscula de plataforma a disposición de los clientes.

Lleve un registro del peso durante semanas y meses

Cada vez que pesemos el perro, debemos anotarlo en una tabla de crecimiento. Los veterinarios y especialistas de razas pueden proporcionar curvas típicas para diferentes razas: estas referencias le ayudarán a evaluar el crecimiento de su cachorro. Su veterinario también puede ayudarle a interpretar la curva de crecimiento de su cachorro. Por ejemplo, si el perro aumenta de peso demasiado rápido, su veterinario puede ajustar la ración diaria o recomendar una nueva dieta que respete los requisitos de crecimiento pero limite la ingesta calórica.

Los datos recolectados durante la vida del perro son muy útiles para el seguimiento del animal: la noción del peso corporal ideal se puede refinar individualmente.

Es muy importante continuar con el seguimiento después de la esterilización, un período crítico donde el cachorro debe recibir una reducción del 20% en la ingesta calórica para evitar un aumento de masa en forma de grasa.

 

Crecimiento-perros-virbac.jpg

Evaluación de la condición corporal

Además de la evaluación del peso, también puedes valorar la condición corporal del cachorro: solo debes observar su silueta de perfil y desde arriba, y palparlo para evaluar el grosor del tejido graso, especialmente en las costillas. Los gráficos están disponibles en la clínica de su veterinario para ayudarlo.

Distribución de las raciones

Medida de la dieta diaria.

Una vez definida por el veterinario, es muy importante asegurarse de que la cantidad de comida a distribuir se respete diariamente. La mejor manera de hacerlo es pesando la comida una vez y utilizar un vaso medidor para determinar el volumen de la comida.

Divide la ración diaria de tu cachorro en tres comidas pequeñas al día hasta que tenga al menos 6 meses. Luego 2 son suficientes.

En una familia, es muy importante que solo una persona se encargue de alimentar al perro, o que todos estén al tanto de la ración correcta a dar y los horarios habituales de alimentación.

Cuidado con los "extras"

En un cachorro, el exceso de peso se ve favorecido por la suma de varios factores: ración diaria excesiva respecto a las necesidades energéticas reales, insuficiente actividad física, come las sobras de nuestra comida además de la suya propia, niños que comparten la merienda con el cachorro, competencia con otro animal de la casa (el cachorro se come la comida del gato por ejemplo), etc.

Si quieres dar premios a tu cachorro, utiliza preferiblemente pienso (reduciendo la ración diaria en consecuencia), o premios bajos en calorías.

Cualquiera que quiera premiar al perro se animará a jugar o pasear con él en lugar de darle de comer. Apreciará tanto o más este tipo de atención.

Se ha demostrado que los cachorros que mantienen el Peso Corporal óptimo (controlando su consumo de energía de acuerdo con sus cambios en la condición corporal) son más saludables y ganan dos años de esperanza de vida en comparación con los cachorros alimentados Ad Libitum.

A lo largo del desarrollo, la nutrición debe adaptarse a la curva de crecimiento del cachorro. El seguimiento periódico, combinado con una evaluación del índice de condición corporal, permitirá individualizar el racionamiento y contribuirá a promover un crecimiento equilibrado.

Clasificar: 5 4 3 2 1